Científicos de Londres han encontrado que las personas adictas a las drogas y sus hermanos no adictos comparten determinados patrones de su cerebro que son anormales, con lo cual se puede sugerir que la susceptibilidad a las adicciones es hereditaria, pero de igual manera, que esa herencia se puede superar.

El estudio fue publicado en el mes de enero por la revista médica The Lancet y se basó en el escaneo del cerebro de 50 pares de hermanos y hermanas, entre los cuales uno de ellos era adicto a la cocaína y el otro no tenía antecedentes de abuso crónico de alcohol o drogas. Las anormalidades encontradas demostraron que se les hacía difícil ejercer el autocontrol.

La investigación fue liderada por Karen Ersche, del Instituto de Neurociencia Clínica y Conductual de la Universidad de Cambridge, según ella ahora la investigación se encaminará en ver de qué manera el hermano que no cayó en adicción logró superar la anormalidad cerebral que le hacía predispuesto a ser adicto, para que de esta manera se puedan diseñar terapias efectivas de tratamiento.

Con estos resultados se clarifica el hecho de por qué ciertas personas que poseen antecedentes familiares de abuso de drogas tienen mayores riesgos de ser activas que aquellas sin dichos antecedentes, con lo cual se podrían diseñar tratamientos encaminados a que los individuos más vulnerables sepan controlar las situaciones que pueden llevarlos a caer en adicción.
Pulsa aqui para leer la noticia completa …

Ultimas busquedas

imagenes sobre las adicciones . cerebro de un drogadicto .

Ya se ha hablado mucho sobre cómo el estar conectado a la Internet puede constituirse en un problema patológico que puede provocar síntomas similares a los de la abstinencia en el caso en que la persona se encuentre en una posición que le impida realizar su acto habitual de conectarse al ciberespacio.

También se ha hablado sobre los diferentes campos de la vida que el individuo descuida por estar satisfaciendo su ansia de estar conectado, como lo es abandonar su estudio o trabajo, alejarse de las actividades sociales con amigos y familiares, produciendo en ellos insatisfacción, depresión o ansiedad.

Cuánto más problemático puede ser cuando el individuo, aparte de estar enganchado a la red de redes, lo que más le gusta es practicar allí el cibersexo en los consabidos chats para adultos bien sean gratuitos o de pago.

Un estudio a estimado que el cibersexo permite que la persona viva en un mundo virtual, donde quienes participan pueden convertirse en quien quieran, sin importar lo alejados que puedan estar de la realidad.
Pulsa aqui para leer la noticia completa …



La hipersexualidad es el comportamiento sexual impulsivo del individuo que no puede refrenar sus deseos por tener sexo, buscando un estado placentero cada vez mayor, pero de igual manera, cada vez más difícil de conseguir.

Esta adicción por ser una de las menos conocidas, debido a que quien la padece no se siente a gusto confesándolo o buscando ayuda para su tratamiento. De momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las entidades psiquiátricas a nivel mundial no la han considerado como una enfermedad, sino como un síntoma de algún trastorno interno. Sin embargo, ya se está poniendo en la mira de los especialistas para que se le dé tratamiento como enfermedad.

El aumento del número de adictos al sexo se debe al acercamiento con todo el entorno que debe evitar un adicto gracias a la tecnología, como lo es el anonimato, la fantasía, las imágenes sexuales y la objetización.

Conocidas personalidades de diferentes entornos, como la política, deporte y entretenimiento, han reconocido su adicción al sexo, como lo son Bill Clinton, Tiger Woods y Michael Douglas, entre otros.
Pulsa aqui para leer la noticia completa …



Una investigación realizada por la Asociación de Andrología y Medicina Sexual italiana, que ha sido publicada por Psychology Today, muestra que los jóvenes que desde la adolescencia consumen con regularidad pornografía tienen una tendencia a sufrir de disfunción eréctil, junto con pérdida de la libido cuando alcanzan la edad de los 25 años.

Según el director del estudio, Carlo Foresta, los usuarios del porno, tras haber sido expuestos por muchos años a imágenes de sexo explícito, presentan un adormecimiento a nivel físico de la respuesta natural que da su cerebro ante los estímulos sexuales, es como si hubiera habido un cortocircuito en los canales cerebrales que tienen el control sobre el placer. Como puede verse, la causa es netamente fisiológica y no psicológica.

El individuo, ante un estímulo sexual, crea el placer a partir del cerebro, el cual segrega la sustancia dopamina, que activa la ansiedad, novedad o sorpresa, provocando deseo sexual y con ello la erección. Pero si este cerebro, ya se ha acostumbrado a los estímulos sexuales que ofrece el porno, la respuesta se va retardando a causa de no sentir novedad o emoción ante lo que se está viendo.

Dentro del tratamiento, no se contemplan las pastillas para tratar la disfunción eréctil, pues estas funcionan sobre el sistema cardiovascular haciendo que circule mayor flujo sanguíneo hacia el pene, mas no la producción de dopamina.
Pulsa aqui para leer la noticia completa …



1



Ultimos 25 mensajes del foro de drogas :